Perro mestizo taladrando el coño de mi novia



Hace unos meses mi novia y yo adoptamos a un perro de la calle, era un chucho mestizo que parecía desamparado y le dimos cobijo, pero el muy truhan ha aprovechado la situación para beneficiarse a mi novia taladrándole el coño en cuanto se le ha presentado la ocasión, y aunque mi novia tampoco es que lo haya rechazado, la verdad es que el que se tomó esas libertades y comenzó con la zoofilia fue el chucho, menudo bicho mas canalla que en cuanto ha entrado en la casa me ha robado mi papel en la cama y se folla a mi chica todos los días.

Mi chica se ha hecho adicta al sexo con el perro

Aunque mi chica nunca me había hablado del sexo con animales, ni siquiera con perros, desde que esta mascota que adoptamos la violó y la abotonó, ella se ha hecho adicta a coger con el perro, dice que no lo puede remediar, que ese animal le da algo que nunca antes había sentido, que tiene unos orgasmos tan intensos que muchas veces cree desmayarse de tanto placer como le recorre el cuerpo entero, así que tengo que aguantarme cuando mi novia buenorra prefiere follar con el perro y comerle el churrazo en vez de conmigo.