Mi marido me introduce en la zoofilia con perro



Mi marido es un depravado que siempre me ha introducido en el sexo mas sucio y perverso, últimamente tenía la obsesión de verme follando con un animal, concretamente con un perro, se había inflado a ver videos de zoofilia por internet y se le hacía la boca agua solo de pensar en verme en el suelo a cuatro patas y con un perro enganchado a mi coño, y como a mi también me van las probaturas sexuales, pues la verdad es que le seguí el juego y me animé a comprobar lo bien que cogen los perros, y lo cierto es que el experimento salió mejor de lo que habíamos pensado en un primer momento.

Mi perro y yo follando mientras mi esposo mira

Mi perro y yo estábamos muy entusiasmados follando y ni siquiera me había percatado que mi esposo estaba con los ojos muy abiertos mirando todo lo que allí estaba pasando, pero no solo miraba, también estaba manos a la obra metiéndose mano a la polla y machacándosela como un poseso, y es que la realidad superaba la ficción con creces, por muchos zootubes que hubiera visto, nada como ver a su propia esposa con la polla de un perro bien metida por el coño, la escena erotica xxx lo tenía loco de lujuria y a mi eso me provocaba mucho mas morbo aun.