Linda morrita se excita y se porta como puta

Menuda empotrada le metí a la morra traviesa, tan linda pero tan zorrita, ella es la hermana de mi novia, y aunque no debería probar su dulce miel, cuando tuve la oportunidad no me lo pensé, porque sabía que ella estaba tambien deseando, me comia con la mirada cada vez que me veía, así que cuando un día me la pude llevar a mi casa, ella aceptó la invitación encantada, y en cuanto cruzamos la puerta se lanzó a bajarme los pantalones y comerme la verga como toda una puta, estaba claro que estaba muy excitada, por lo que perdió la vergüenza y comenzó a hablarme muy sucio, me parecía increíble que esta morra se comportara así pero me ponía el nabo muy duro.

Me corri dentro del coño de la chaparrita traviesa

Por supuesto cuando me vino no pude parar, le eche todo el esperma a la chaparrita que estaba toda traviesa, pero antes me dejó que le comiera y relamiera sus pezones, además luego de que me la cogí por el coño y además sin condón, se volteó y me pidió que la clavara por detrás, ¡hazme tuya y pégame duro soy tu puta! No cesaba de implorarme que la hincara hasta el fondo, quería sentir lo máximo, y tambien me gritaba que en cuando me termine dentro que me la follara otra vez pero por el culo.