Gay seduce a vendedor hetero y le chupa la enorme polla



Un vendedor heterosexual no pudo impedir que un gay calvo y salido le chupara la polla en una de las visitas a su casa para ofrecerle sus productos, aunque el hombre vendía productos de telefonía, al homosexual solo le interesaba saborear la enorme polla del tipo trajeado y serio que sin quererlo cayó rendido ante el gran pajote y las intensas mamadas que le hacía el gay, en principio, cuando el representante intuyó las intenciones de su posible cliente se puso un poco tenso y nervioso, luego vio como iba acercando la mano a su paquetón tocando la verga por encima del pantalón e irremediablemente esto provocó una erección en el vendedor.

Sexo gay inesperado entre representante y cliente

El representante de la compañía telefónica nunca antes había tenido una relación homosexual, ni siquiera se le había pasado por la cabeza algo así, fue sin duda un sexo gay totalmente inesperado, de hecho cuando el calvo puto comenzó a manosearle el nabo, y luego comenzó a chuparle con mucho entusiasmo el cipote, él comenzó a decirle que era un hombre respetable y que por favor no le chupará más su enorme verga, pero al mismo tiempo que le decía esto se quedaba quieto y disfrutando cada chupetón que el chico le hacía, no hizo nada por levantarse del sofá, todo lo contrario, se echó mas para atrás para dejarle mas sitio y se mordía los labios dejando ver claramente como lo estaba gozando.

Calvo gay le hace mamadas al comerciante y se traga la leche

El calvo gay hacía caso omiso a todas la súplicas y quejas del comerciante para que le dejara su churra en paz, él estaba ya en plena faena y disfrutándolo a tope así que no pensaba parar por nada del mundo, su objetivo era poner todo caliente al hetero para luego darle castaña por el culo, quería fulminarlo con un anal como no había soñado jamás, pero de momento estaba absorto en la polla grande y gruesa del vendedor al que le saco toda la lecha a fuerza de lametones y chupadas gordas, el hombre se corrió en la boca del gay que gozó cada gota de lefa.